Adicción A Las Redes Sociales: Causas Y Forma De Volverse Adicto

Los medios sociales están cada vez más presentes en la vida de las personas, cada vez son más los que entran en el mercado y acaban convirtiéndose en parte de la vida de sus usuarios. En esta ocasión abordaremos la adicción a las redes sociales, sigue leyendo.

Hay estudios que han descubierto que al menos el 80% de la comunidad que usan redes sociales pasa entre 8 y 10 horas al día navegando por diversas redes, lo que se está convirtiendo en una parte fundamental en su día. Todas las herramientas que brindan estas apps pueden hacer que una persona se vuelva demasiado adicta a ellas.

Índice De Contenidos()

    ¿Cómo y por qué ocurre la adicción a las redes sociales?

    Este tipo de apps fueron creadas originalmente para ofrecer un espacio de entretenimiento y diversión a cada uno de los usuarios. No obstante, también posee su espacio negativo, y es que con el pasar del tiempo y la creación de diversas redes como Twitter, Facebook, Instagram, entre otros, provoca que muchas personas se involucren mucho más tiempo del que deberían, dejando así de lado sus responsabilidades diarias o la convivencia física con otras personas.

    Esto es porque las RRSS se han ido involucrando poco a poco en la vida de todos, ya sea por trabajo o simplemente por diversión. Una de las principales razones de la adicción a las redes sociales tiene que ver con el impacto mental que este tipo de apps puede causar a los usuarios.

    Además, en la actualidad se pueden utilizar las redes sociales no sólo desde el computador, sino también desde un dispositivo móvil o tableta, lo que facilita la interacción con ellas constantemente.

    A todo esto hay que sumarle las notificaciones de avisos, ya sea por sonido o por vibración, donde la App te avisa constantemente si uno de tus amigos ha subido una foto, un estado o un vídeo, si alguien la te gustado tu comentario o te ha mandado un mensaje, todo Esto hace que la mente esté siempre pensando en tal red social, lo que poco a poco se convierte en una compulsión mental.

    En el campo de la psicología, todo esto se conoce como un proceso de aprendizaje que finalmente lleva a pensar constantemente en las redes sociales, ya que todo este tipo de notificaciones siempre te recordarán que están presentes.

    ¿Quién es más vulnerable a este tipo de adicción?

    Podemos decir que las personas más vulnerables a este tipo de adicción son los jóvenes, sobre todo entre los 15 y los 24 años, ya que a esta edad pasan por un proceso de impulsividad y necesidad, que hace que un joven desee tener una interacción constante con este tipo de Apps.

    Incluso, a esta edad, hay muchos jóvenes que se relacionan por medio de estas redes sociales, ya sea utilizando servicios de chat, comentando fotos, utilizando juegos de aplicaciones, videollamadas y otras funciones. Esto hace que el joven piense en esta plataforma sólo durante el día, ya que te garantiza un lugar donde puede pasar muchas horas sin aburrirse ni cansarse.

    Además hay que mencionar que estas RRSS no sólo se han convertido en una plataforma para relacionarse con cualquier persona, sino que además, la mayoría de los jóvenes lo ven como un requisito esencial para poder integrarse en un grupo de amigos o simplemente ser alguien destacado en la comunidad. En especial en estos días, cuando la mayor parte de la sociedad vive inmerso en la tecnología.

    Síntomas que alertan si puede tener una adicción a las redes sociales

    Es fundamental señalar que cualquier comportamiento o acción placentera puede transformarse simplemente en una adicción psicológica. También es conveniente saber que, este tipo de adicción a las redes sociales puede afectar a personas de todas las edades. La adicción a las redes sociales puede ser muy parecida a la causada por el alcohol, las drogas y el juego, entre otras.

    Todo esto hace que la persona tenga un trastorno mental que le hace retirarse gradualmente de sus compromisos así como de la sociedad, perdiendo el contacto físico con amigos y familiares. Así, una persona que presenta el síntoma de adicción a las redes sociales puede tener problemas de ansiedad compulsiva o la necesidad de estar siempre conectado y activo a dicha plataforma a través de un ordenador o un teléfono móvil.

    En muchas ocasiones, la persona sale de su casa, ya sea por trabajo o por estudio en casa, y su mente siempre está pendiente de lo que pasa en la app, como por ejemplo Facebook, donde siente la necesidad de saber si sus amigos han subido alguna foto o historia, qué memes no va visto, entre otras muchas razones por las que siente la necesidad de consultar el móvil.

    Todo este tipo de acciones hace que la persona empiece a experimentar cambios en su vida personal, empieza a llevar una vida social más distante y prefiere la soledad desde su móvil, ya que disfruta de vivir en un mundo completamente virtual.

    Esta acción hace que una persona se vuelva adicta más rápido porque si se encuentra sola y busca un refugio seguro en dichas plataformas, querrá pasar más tiempo en las mismas. Incluso actualizan la plataforma cada 30 segundos para ver si hay nueva información.

    Algunas de las consecuencias de la adicción a las redes sociales

    En general, todo tipo de adicción suele provocar problemas a la persona afectada, ya sean problemas de soledad, quebranto de la vida personal, abandono de sus compromisos y otras muchas consecuencias que todo ello conlleva.

    Debes tener en cuenta que una persona adicta a las redes sociales suele ser muy activa en ellas, no obstante en la vida real es todo lo contrario, suelen ser callados y quizás tímidos para poder interactuar con otras personas, inclusive si no poseen ningún tipo de conocimiento o tema de charla para entablar una conversación con otro usuario.

    Bien, aquí están algunas de las consecuencias que este tipo de problema psicológico puede causar:

    1- Dificultad para mantener la concentración

    Una persona puede permanecer físicamente en un lugar pero su mente puede estáe en otro, en este caso puede ser un sitio web específico, bien sea Facebook, Instagram, Twitter u otra red social.

    Una persona que sufre algún síntoma de adicción a las redes sociales está constantemente navegando por tal programa, viendo todos sus detalles, pensando en esta a cada momento, inclusive suele revisar su teléfono móvil o tableta inmediatamente para ver si hay alguna notificación de la App, dejando de lado su vida real para estar atento a lo que pasa detrás de la pantalla.

    2- El teléfono móvil se convierte en parte de tu vida

    En estos casos, una persona pasa mucho tiempo en su dispositivo móvil, a menudo prestando mucha más atención que otras personas, tratando así el teléfono inteligente como una de las partes más importantes de tu vida.

    Este tipo de comportamiento hace que la persona se aleje poco a poco de la sociedad, llegando a un momento en que tal persona pierde cualquier conexión con su familia o amigos. Esto ocurre principalmente porque se produce un fenómeno conocido como "seré más feliz si lo cuento a los demás".

    3- Alteración de los patrones de sueño y descanso

    Revisar de forma constante las redes sociales, más en momentos de descanso o antes de acostarse, puede empezar a alterar tu ritmo de vida, causando más fatiga y sueño al día siguiente.

    En muchos casos, varios usuarios tienden a pasar largas horas de la noche revisando las redes sociales una y otra vez, además pasan noches enteras utilizando tu teléfono móvil para chatear con otros usuarios o solo navegar por las publicaciones de otros usuarios, interrumpiendo así algo tan delicado en la vida de una persona como el sueño y el descanso en la noche.

    4- El vacío dentro de una persona

    En las redes sociales, todo lo que se publica en las misma posee una fecha de caducidad, usualmente puede ser de dos o tres días y es luego de publicar un comentario, una foto, un vídeo o un estado por un periodo superior a tres días que no se sabrá nada más del mismo, quedando así en el pasado.

    En otras palabras, todo lo que se publica en ellos va hacia la superficialidad, dejando a las personas con una sensación de vacío ante la demanda emocional de reconocimiento de los demás.

    Infografía: causas de la adicción a las redes sociales

    ¿Cómo prevenir y/o solucionar la adicción a las redes sociales?

    Lograr prevenir este tipo de adicción es extremadamente fundamental, sobre todo porque es algo que se puede controlar con facilidad. Lograr prevenir o solucionar este problema no consiste en aplicar un determinado tratamiento o medicamento que lo evite. Por el contrario, se trata de medidas preventivas.

    A continuación te damos varias recomendaciones que seguramente te ayudarán a prevenir y deshacerte de esta adicción:

    • Intenta disfrutar de cada momento con total libertad: en otras palabras, cuando salgas a pasear, evita utilizar tu dispositivo inteligente para grabar cada detalle, y mucho menos para subirlos a Instagram o Facebook. Es recomendable disfrutar de todo lo que se pueda en ese día y almacenarlo en la memoria. Además debes tener en cuenta que el tiempo en el móvil debe ser una de las prioridades más bajas, trata de equilibrar tu vida y sólo haz fotos cuando realmente lo necesites.
    • Intenta mantener una relación y hablar cara a cara diariamente: Mantenerte ocupado y en constante contacto físico con otras personas te ahorrará la necesidad de utilizar las redes sociales o el teléfono inteligente.
    • Es bueno en las escuelas y universidades se impartan charlas sobre el buen uso de este tipo de dispositivos, sobre todo porque los jóvenes son los más susceptibles a este tipo de adicción.
    • Es recomendable apagar el dispositivo inteligente durante al menos tres horas al día o, dejarlo en otra habitación. Esto te va a ayudar a desconectar de los dispositivos tecnológicos y te dará tiempo para aprender nuevas ideas fundamentales para tu vida. Además, es recomendable que establezcas un horario de redes sociales que no afecte a tus patrones de descanso o sueño.
    • Trata de ver programas de televisión, series o películas, o sea, intenta hacer lo que solías hacer en tu vida antes de tener estas redes sociales.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir